miércoles, 16 de diciembre de 2015

Esta pasta de cúrcuma cura cualquier enfermedad de las encías y destruye las bacterias. Mira como hacerla.!!

Una bonita sonrisa blanca y radiante es siempre una buena carta de presentación, por no decir que es una de las cosas más atractivas que hay.

Muchas personas gastan enormes cantidades de dinero en tratamientos de blanqueamiento dental sin tener en cuenta los efectos secundarios que conlleva la utilización de ciertos productos comerciales blanqueantes así como los costosos tratamientos a los que se someten. Dichos tratamientos funcionan bien a corto plazo pero los resultados no son duraderos, además, su excesivo uso puede conllevar a problemas de salud bucal.

Entre los riesgos que conllevan se encuentran dolor en los dientes, los dientes pueden llegar a convertirse en traslúcidos, irritación de encías, infecciones orales, dientes quebradizos o incluso los dientes amarillean antes.

Por suerte, la naturaleza ofrece una alternativa natural para el blanqueamiento dental sin tener que utilizar otros productos que contienen químicos para lograr una bonita sonrisa.

El ingrediente natural que es efectivo y seguro para el blanqueamiento dental es la Cúrcuma, una especia con multitud de beneficios y usos para la salud en general, así como para la salud bucal.

Numerosos estudios demuestran los beneficios de la cúrcuma para tratar problemas dentales y para la higiene oral. Muchos de los beneficios se deben a las propiedades antivirales, antifúngicas, anti-inflamatorias y antibacterianas de la cúrcuma que ayudan a prevenir y tratar las infecciones orales, el dolor de muelas, y calman la inflamación y la irritación de la boca y las encías.

Al utilizar la cúrcuma para su higiene dental, estará evitando el uso de flúor que contienen las pastas de dientes comerciales, el cual se ha demostrado en numerosos estudios es tóxico tanto para el cerebro así como para el cuerpo humano.

PARA UTILIZAR LA CÚRCUMA COMO BLANQUEANTE DENTAL NATURAL NECESITARÁ:
  • -1 cucharada de aceite de coco.
  • – De media a 1 cucharadita de cúrcuma en polvo.
  • -Un poco de aceite de menta.
Mezcle todos los ingredientes.


MODO DE UTILIZACIÓN:

Humedezca el cepillo de dientes en la mezcla y cepíllese los dientes como lo hace normalmente con cualquier otra pasta dentífrica.

Deje reposar durante 3 o 5 minutos y a continuación escupir y enjuagar muy bien la boca con agua.

Realice diariamente este procedimiento durante unos días o una semana hasta obtener los resultados deseados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada