jueves, 12 de noviembre de 2015

Coloca tres piezas de cebolla debajo de la cama cerca de la cabeza. Lo que sucederá después te sorprenderá!

Este es un truco muy sencillo para deshacerse de las toxinas en el colchón, ya que está lleno de sustancias nocivas.

Estas toxinas son probadas por laboratorios que sirven para dañar el sistema nervioso e inmune, tejidos blandos, el cerebro y también puede causar trastornos autoinmunes y la artritis.

Algunos de los productos químicos peligrosos utilizados en la producción de colchones son:
  • El formaldehído, que está relacionado con tener cáncer
  • El ácido bórico, un irritante respiratorio tóxico que se utiliza para matar cucarachas
  • Antimonio, un metal que es aún más tóxico que el mercurio
Cómo reducir las toxinas en su colchón

Si duermes en un colchón de espuma común que no es orgánico puedes utilizar las cebollas para deshacerte de las toxinas en el aire.

Son baratos y se pueden encontrar en todas las tiendas. Las cebollas fueron utilizadas por científicos en fábricas de enlatados que están llenas de residuos industriales y encontraron que las cebollas eran capaces de absorber incluso 70% de cadmio, plomo, arsénico y mercurio.

Las cebollas podrían ser reutilizadas de nuevo. Este es un sencillo truco sólo tienes que cortar una cebolla en 3 pedazos y ponerla debajo cerca de la cabeza, centro y pies.

Las cebollas absorben las toxinas del colchón y de esta manera no serán liberadas en el aire.

No hay comentarios:

Publicar un comentario