sábado, 21 de febrero de 2015

Inglaterra y EU, acusados de hackear tarjetas SIM

Una nueva amenaza a la privacidad tiene en jaque a los usuarios de teléfonos celulares de todo el orbe.

 Un informe elaborado por The Intercept afirma que las agencias de espionaje de Estados Unidos y Reino Unido hackearon en una operación conjunta al mayor fabricante mundial de tarjetas SIM con el fin de monitorear los teléfonos móviles de todo el mundo.

La publicación electrónica The Intercept fue cofundada por Glenn Greenwald, el experiodista de The Guardian que trabajó con Edward Snowden para revelar el masivo programa de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA).

Citando documentos proporcionados por Snowden, la publicación aseveró que la NSA y su equivalente británica se infiltraron en Gemalto para apoderarse de las claves de cifrado que dan acceso a las tarjetas SIM de todo el mundo.

Gemalto, con sede en los Países Bajos, fabrica 2,000 millones de tarjetas SIM por año. Entre sus clientes figuran AT&T, T-Mobile, Verizon, Sprint y otras 450 empresas globales de telecomunicaciones, según el informe. También fabrica chips para tarjetas de crédito y trabaja con más de 3,000 instituciones financieras.

La compañía, que se ufana de su seguridad digital de alto nivel, dijo no tener conocimiento del hackeo, que tuvo lugar de 2010 a 2011, y aseguró que está investigando el informe.

“No podemos en estos primeros momentos verificar las conclusiones de la publicación y no teníamos conocimiento previo de que estas agencias llevaron a cabo esta operación”, dijo la firma en un comunicado.
Foto Archivo
Las acciones de la compañía cayeron 7.5% en las primeras operaciones bursátiles en Europa.

Snowden, un excontratista de la NSA, filtró en 2013 documentos clasificados que contienen información sobre las ubicuas operaciones de espionaje de la agencia. Posteriormente, los fiscales federales de Estados Unidos fiscales lo acusaron de espionaje y robo de propiedad gubernamental.

Snowden ha estado viviendo en Rusia bajo el asilo desde 2013. En agosto de 2014, su abogado dijo que se le concedió una prórroga para permanecer en Rusia durante tres años más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario