martes, 27 de junio de 2017

Muy pocos saben que el acondicionador de pelo resuelve estos 19 problemas

El acondicionador de cabello es un básico en muchos baños. Sin embargo, es probable que no sepas que también tiene otros usos:

Cuidado del calzado.

Las líneas blancas que aparecen en los zapatos a causa de la nieve o la sal en invierno son una lata. Prueba a aplicar previamente un poco de acondicionador de cabello sobre el cuero, y no volverán a aparecer.

Ropa encogida.
¿Lavaste por error tu jersey de lana favorito en agua caliente y se te ha quedado minúsculo? Mételo en un cubo lleno de agua y echa una cucharada de acondicionador. Cuando el jersey esté bien empapado, estíralo con delicadeza. Por desgracia, este truco no siempre funciona.



Lavar a mano.
A esas prendas delicadas que solo pueden lavarse a mano les encantará que las trates con un poco de acondicionador de cabello. Asegúrate de usar agua a temperatura ambiente y de enjuagar muy bien la ropa antes de tenderlas para secar.

Anillos atascados.
Si esto te sucede, puede doler mucho. Prueba a echarte un poco de acondicionador en la parte externa del dedo y gira el anillo adelante y atrás hasta que se afloje.

Desmaquillante.
Si no tienes nada mejor a mano, el acondicionador de pelo es un desmaquillante estupendo. Aplica un poco sobre un algodón o toallita y retíralo delicadamente con agua.

Limpiar brochas de maquillaje.
Muchas se olvidan de limpiar las brochas de maquillaje con regularidad. El acondicionador de pelo es perfecto para hacerlo.

Desengrasante.
Olvídate de las puertas chirriantes con un poco de acondicionador. Además, huele mucho mejor que el desengrasante normal.

Cutículas.
Si tus cutículas están fuera de control, puedes ablandarlas con acondicionador antes de arrancarlas. Esto facilitará mucho la tarea.

Gel de afeitar.

Si no encuentras el gel para afeitar, el acondicionador es un buen sustituto. Tus piernas desprenderán un olor maravilloso.

Electricidad estática en el pelo.

Si el pelo te queda muy electrizado, frótate las manos con un poco de acondicionador y pásatelo por el cabello. Esta técnica también puede ayudarte a combatir el pelo encrespado cuando hace humedad.

Pelo enredado.
Si a tu pelo parece que le han salido nidos, mezcla acondicionador (1 parte) y agua (9 partes) en una botella con pulverizador, y masajea tu cuero cabelludo con delicadeza.

Ambientador.
La mezcla anterior también proporciona una maravillosa fragancia a tus tejidos, cortinas y muebles.

Tuberías atascadas.
Desatasca tus cañerías echándole un poco de acondicionador de cabello y agua caliente. Funciona como lubricante y acabará con el atasco.

Colada fragante.
Si no te quedan toallitas para la secadora, utiliza en su lugar una pizca de acondicionador para el pelo.

Contra el óxido.
Si pules tus herramientas con acondicionador, evitarás que se oxiden.

Cuidado de la piel.
Si echas un poco de acondicionador en la bañera, este hará las veces de aceite de baño. Tu piel quedará hidratada y suave.

Pulir.
El acondicionador sirve para pulir las superficies de metal, como neveras, adornos, etc. No te olvides de pasar un trapo limpio sobre la superficie después.

Quitar tiritas.
Para que no sufras arrancándote las tiritas, extiende un poco de acondicionador sobre las bordes y estas quedarán más flojas, listas para salir.

Cremalleras atascadas.

Cuando una cremallera se te atasca, un poco de acondicionador puede ser muy útil. Un verdadero salvavidas para esas bolsas que ya no puedes cerrar más.

Consigue un cabello sedoso y soluciona problemas del día a día. Quizás sea hora de empezar a comprar más acondicionador.

NO DEJE DE VER ESTE VÍDEO GUÁRDALO Y COMPÁRTELO ANTE QUE LO BORREN
       

No hay comentarios:

Publicar un comentario