lunes, 16 de mayo de 2016

Mira porque es incorrecto orinar de pie para los hombres. Esto te puede salvar la vida. Compártelo.!

Las salpicaduras a la hora de orinar han sido origen de innumerables conflictos, pero ahora finalmente la ciencia te dice como ir al baño y evitar esas molestas gotas que brincan descontroladamente en todas direcciones.

Sí, los hombres orinan parados, esto tiene grandes ventajas, pero también sus partes sucias e incivilizadas: dejar todo salpicado. Son esas gotas que brincan de la taza al asiento, el piso, los pantalones, los zapatos, las que han causado innumerables conflictos maritales y no menos momentos incómodos.

Tadd Truscott y Randy Hurd son investigadores en dinámica de fluidos que trabajan en el laboratorio de salpicaduras de la Brigham Young University. Para su estudio de “dinámica urinaria”, construyeron una manguera especial que simula a un hombre orinando, y luego instalaron cámaras de alta velocidad para filmar el proceso en acción.


Variando la distancia y el ángulo de impacto, por fin el dúo registró para la ciencia lo que sólo algunos hombres han logrado: la forma perfecta de orinar sin salpicar. Presentaron hace poco los resultados y desde entonces empezó a difundirse la palabra.

Incluso “un hombre nos llamó para agradecernos por salvar su matrimonio”, señala Truscott. Así que, para beneplácito de aquellos que limpian baños, para los que quieren mantener impecables sus pantalones, para las mujeres que tienen que usar el baño después de un salpicador, la ciencia está al rescate. Aquí un par de tips para evitar estas molestas salpicaduras:

1. Si orinas en una taza no lo hagas sobre el agua, pues el choque de agua con agua es la principal razón del desastre. Intenta apuntar a los lados de la porcelana. O también puedes tomarte tu tiempo y sentarte para orinar.

2. Si atiendes al llamado de la naturaleza en un mingitorio, intenta acercarte lo más posible. Un ángulo de 30 grados o menos reducirá las salpicaduras hasta en un 90%.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada