domingo, 27 de diciembre de 2015

Futuras madres: 5 recomendaciones para el momento del parto. Es muy importante que lo sepas .!

El proceso del parto, donde se vive el nacimiento de una nueva criatura, es y sigue siendo una maravilla que, por lo general, no se experimenta muchas veces en la vida.

Cuando una mujer es capaz de sobrepasar las fases más difíciles del embarazo (posiblemente contando con la ayuda de su pareja), el nacimiento parece ser el punto final a todos los síntomas que se experimentaron.

Sin embargo, muchas mujeres le temen al dolor y le tienen miedo a posibles complicaciones.

Hemos de decir entonces, que con una buena preparación durante el embarazo se pueden evitar muchas preocupaciones.

1- Reconocer las Contracciones de Parto o Contracciones Natales.
En la mayoría de las mujeres las contracciones ya aparecen durante las últimas semanas del embarazo. Esto sirve para que el útero se vaya acostumbrando lentamente al tumulto del nacimiento. Las contracciones natales, que anuncian el comienzo del parto, son generalmente más fuertes y se presentan con intervalos más cortos.

Si la futura madre se baña o toma una ducha caliente, las contracciones que vienen un tiempo antes del parto (semanas o días) desaparecen. Si se trata de las contracciones que anuncian el parto, éstas no desaparecen y hasta pueden volverse más fuertes.

2- Calmantes del Dolor “Hechos en Casa”.
Durante el parto fluyen por el cuerpo tanto calmantes naturales (por ejemplo las endorfinas) como también las hormonas del amor (por ejemplo Oxitocina). Para activar y mejorar su flujo se recomienda mantener una respiración correcta, es decir, controlada, inhalando por la nariz y exhalando por la boca, aunque sea rápida.

3- Llegar al Fondo del Problema.

Si los dolores durante el parto son demasiado grandes, la mujer debe decirlo de inmediato. Existen todo tipo de remedios.

El miedo a más dolor sólo provoca estrés, lo que puede seguir causando calambres. Eso puede hacer que el parto se demore más de lo necesario.

4- ¿Qué Medicamentos Se Pueden Tomar?

Si los dolores que la mujer experimente se hacen demasiado grandes, existe una gran variedad de remedios y medicamentos que se pueden tomar.

Remedios que sueltan los calambres se pueden digerir por medio de un supositorio.

Existen opiatos (compuestos con opio) aliviantes, pero éstos se deben usar sólo en forma limitada, ya que pueden influir en la respiración del bebé.

También existen diferentes formas de anestesia que son capaces de bloquear las extremidades de los nervios que envuelven al útero. De esa forma se puede aliviar el dolor con gran éxito, haciendo posible al mismo tiempo vivir el parto de forma conciente.

5- Hacer Un Curso de Preparación

En un curso preparativo se pueden aprender diferentes ejercicios que le podrán servir durante el proceso del parto. Estos cursos muchas veces son ofrecidos por comadronas que son expertas en esto.

Se aprenden, entre otras cosas, métodos de respiración, de relajación y técnicas de masaje, con las cuales su pareja puede intervenir.

Un curso de preparación también le puede entregar el valor y la autoestima suficiente para reducir y enfrentarse a los miedos que se puedan ir acumulando.

Como ves, son recomendaciones que pueden marcar una difercia en esos momentos tan importantes y decisivos de tu vida y de la vida que viene en camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario