lunes, 20 de julio de 2015

3 formas de disminuir la papada y tonificar el cuello rapidamente.

La papada es esa acumulación de tejidos grasos debajo de la pera, lal cual causa un problema de estética muy molesto en quien la padece. Como cualquier otra zona de grasa localizada en el cuerpo, la papada afecta tanto a hombres como a mujeres, especialmente en la edad adulta.

¿Por qué aparece la papada? Esta grasa localizada suele ser producto de problemas como la obesidad y el sobrepeso; malos hábitos como el sedentarismo, el consumo de cigarrillo y la mala alimentación; por genética, causas hormonales y envejecimiento.

Hasta que una persona llega a una edad promedio entre los 28 y los 30 años, sus niveles hormonales de grasa son relativamente bajos en comparación con los años posteriores. Cuando la persona cruza el umbral de 30 años, y a medida que pasa el tiempo, los factores hormonales de grasa van cambiando y la esta aumenta en mayor proporción, afectando tanto a hombres como a mujeres, respecto a la grasa magra del cuerpo.

Es entonces cuando las personas empiezan a sufrir de mayores problemas de grasa localizada, no solo en la papada, sino también en áreas del cuerpo como el abdomen, las piernas, la espalda, o los glúteos, entre otros.


¿Cómo prevenir y disminuir la papada?
Como cualquier otra zona del cuerpo donde haya grasa localizada, la papada es un área difícil de trabajar, que requiere de un esfuerzo especial para eliminar ese exceso de grasa. Muchas personas han sufrido de sobrepeso y obesidad y han perdido muchos kilos en su cuerpo gracias a las dietas y el ejercicio. Sin embargo, a veces olvidan trabajar el área de la papada y su rostro no se va a ver tan delgado como su cuerpo. ¿Qué hacer para prevenir y disminuir la papada?

Combatir la retención de líquidos
El consumo de alcohol, azúcar y sal en exceso está relacionado con la molesta aparición de la papada.

 Estos ingredientes aumentan el tejido graso del cuerpo y también causan retención de líquidos, haciendo que el rostro luzca más inflado. 

Es muy importante evitar la ingesta excesiva de estos productos y optar por incrementar el consumo de agua para tener una buena hidratación. Un organismo deshidratado es más propenso a retener líquidos y otras sustancias nocivas en el cuerpo.
Combatir cualquier tipo de intolerancia alimenticia

Las personas que sufren de intolerancias alimenticias como, por ejemplo, sensibilidad al gluten y síndrome del intestino irritable, tienen mayor riesgo de tener papada a futuro. La distención es un problema que indica que algo no anda bien con el sistema digestivo y que puede haber algún factor que siempre lo afecta.

Según la Fundación Internacional para los Trastornos Gastrointestinales Funcionales, no está muy clara la causa de la inflamación, pero los gases en el intestino parece que tienen mucho que ver con las intolerancias.


Ejercicios para reducir la papada
Además de tener en cuenta las recomendaciones anteriores, una forma muy eficaz de reducir la papada es con un plan de ejercicios que ayude a tonificar y eliminar las grasas alrededor del cuello y debajo de la pera. Estos ejercicios son ideales para no recurrir a casos extremos como la cirugía y también son una buena forma para prevenir su aparición.
  • Para empezar debes mover la cabeza para uno de los costados y mantener esa posición mientras con la punta de la lengua tocas el paladar durante 10 o 15 ocasiones. Luego cambia de lado y haz el mismo ejercicio.
  • Acuéstate boca arriba, relaja los músculos del rostro y luego trata de flexionar la cabeza hasta que la pera choque contra el pecho. Realiza una serie de 10 repeticiones y, con el paso del tiempo, ve aumentándolas gradualmente hasta llegar a 50.
  • Para el último ejercicio de esta sencilla rutina, te vas a sentar en una silla y vas a recostar la espalda firmemente contra ella. Luego vas a voltear la cabeza hacia atrás, de modo que quedes mirando el techo. Manteniendo esta postura, trata de estirar la cabeza hacia adelante, como simulando que quieres darle un beso al techo. Haz varias repeticiones y descansa.
  • Para lograr buenos resultados es importante ser constante con la realización de estos ejercicios y tener mucha paciencia. Los resultados no serán inmediatos pero con mucha dedicación vas a conseguir el objetivo. Cuando la papada es demasiado grande lo mejor es acudir al especialista y buscar otras alternativas como la cirugía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario