jueves, 23 de junio de 2016

Esto es como magia: Echa una aspirina a tu lavadora. ¡El efecto es perfecto. Esto es sorprendente.

Por mucho que a veces nos esforcemos por lavar bien la ropa blanca, las temidas manchas simplemente te cogen por sorpresa. Y una vez que aparecen, la ropa empieza a tornarse cada vez más gris después de cada lavado. Pero resulta que existe un arma secreta en tu botiquín que te ayudará a eliminar este problema.

Toma 325 mg de aspirinas y ponlas a disolver en 6 litros de agua caliente.
También puedes triturar las pastillas para que se disuelvan más rápido.
Ahora pon tu ropa amarillenta en la solución y déjala en remojo 8 horas, o simplemente toda la noche.
Asegúrate de que tu ropa esté completamente sumergida en el agua. Una alternativa es colocar las
aspirinas directamente en la lavadora; pero si las dejas disolver primero, el método funciona mejor.


Después de ocho horas, saca tu ropa del remojo y ponla a secar. Si lo prefieres, ponla en la lavadora y lávala usando un ciclo normal. Además de blanquear la ropa, ¡las aspirinas también sirven para eliminar las manchas!  

Sin embargo, si quieres quitar manchas de sangre, es necesario que primero disuelvas las aspirinas en agua fría y las dejes actuar durante dos horas antes de remojar las prendas afectadas. Nunca intentes limpiar manchas de sangre con agua caliente, ya que la proteína de la sangre se concentra y hace que la mancha sea más difícil de limpiar.

La aspirina contiene un ácido muy suave que proporciona magníficos resultados. ¡Ya no tienes que comprar esos productos especializados y caros de limpieza si tienes un par de tabletas del ácido acetilsalicílico en tu botiquín! Deja tu comentario abajo.


                                           NO DEJE DE VER ESTE VÍDEO                         
                     

No hay comentarios:

Publicar un comentario