jueves, 16 de junio de 2016

Atención no es nada bueno que el palpado del ojo te salte, si te ha sucedido, mira el porque.!

¿Alguna vez has sentido que en determinado momento del día uno de tus ojos empieza a “saltar” o a tener un pequeño temblor involuntario?. A muchas personas les sucede esto y tienden a no prestarle mucha atención. Resulta que eso tiene una razón y una manera de tratarlo por si consideras que debes hacerlo. Resulta que este pequeño salto o temblor del parpado se debe a pequeños espasmos musculares, es decir, movimientos involuntarios de los músculos de los ojos.

Seguramente has pensado que es un tic nervioso o algo por el estilo, pues esto tiene unas causas y pueden ser las siguientes: fatiga, estrés acumulado, cansancio, consumo de bebidas alcohólicas o café, el tabaco.

Incluso puede haber causas más graves que estas: irritación de la membrana ocular, blefaroespasmo el cual es una anomalía en el funcionamiento del párpado y esclerosis lateral amiotrófica la cual es una enfermedad neurológica.

Este movimiento involuntario, como acabamos de explicar, puede tener causas bastante simples que, al mantener control sobre ellas, se podría evitar esta especia de tic nervioso.

Sin embargo, puede ser algo mucho más grave, por ende,
debes estar pendiente para visitar al oftalmólogo o el neurólogo para descartar alguna enfermedad. A continuación te daremos más consejos de lo que debes hacer y compartiremos una pequeña lista de síntomas para que te mantengas alerta y no dejes pasar este problema por alto.

Síntomas y tratamiento del movimiento involuntario del ojo Lo más recomendable es visitar al neurólogo, este se encarga principalmente del tratamiento de estos movimientos involuntarios. Pero si desea evitar que esto suceda, intente tener una vida tranquila sin excesos, ya que como vimos anteriormente, hay ciertas causas.

De todas formas debes considerar ciertos síntomas que son importantes y que te indicarán si es un simple movimiento sin importancia o alguna enfermedad, estos son:
  • Visión borrosa
  • Sensibilidad a la luz
  • Espasmos repetitivos y descontrolados
  • No poder controlar el cierre del párpado por completo
  • Inflamación de los párpados o alrededores de los ojos
  • Párpados caídos
  • Duración de los espasmos por más de una semana
  • Convulsiones o espasmos por todo el rostro
Debes estar pendiente de lo que sucede y no ignorar estos tic o movimientos involuntarios si suceden
estas consecuencias mencionadas.
                                           
                                              NO DEJE DE VER ESTE VÍDEO
                           

No hay comentarios:

Publicar un comentario